¿Estás cansado de comer merluza siempre de la misma manera? Estás de suerte. La receta de hoy disfraza la merluza hasta hacerla irreconocible por fuera pero igual de sabrosa por dentro. Y es que es bueno cambiar nuestros viejos hábitos de cocinar determinados alimentos. Ya sabes, la comida entra tanto por los ojos como por la boca y esta receta de albóndigas de merluza entra requetebién por los dos sentidos. Además la acompañamos de una salsa de vino blanco tan fácil de preparar y apetitosa al paladar que estamos seguros que se va a convertir en una favorita de tu recetario.

collage_merluza_albondigas

Seguimos con los collages frikis conceptuales…

¿Estás listo? Vamos allá… receta de albóndigas de merluza con salsa de vino blanco.

INGREDIENTES (para 4 comensales)

  • 400 g de filetes de merluza
  • 2 rebanadas de pan de sándwich
  • 1 huevo
  • 1 vaso de leche (si es semi o desnatada, mejor que mejor)
  • 2 cebollas
  • 2-3 dientes de ajos
  • 1 vaso de vino blanco
  • 2 cucharadas soperas de harina
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 pizca de albahaca
  • 1 pizca de perejil
  • sal y pimienta
  • AOVE
  • aceite de girasol
albondigas_de_merluza_con_salsa_de_vino_blanco_ingredientes

Vale, sí, falta una cebolla en la foto… 😛

ELABORACIÓN

Paso 1 – Hervir y desmigar la merluza

Hierve con sal los filetes de merluza durante 2-3 minutos, escurre y desmiga.

CONSEJO: si vas a usar las manos, espera a que la merluza se atempere un poco; pero si no quieres esperar, con un tenedor obtendrás los mismos resultados.

albondigas_de_merluza_con_salsa_de_vino_blanco_paso01

Toda la receta es tan fácil como este primer paso…

Paso 2 – Picar la cebolla y los ajos y remojar el pan en leche

Quítale los bordes a las rodajas de pan de sándwich y déjalas a remojo con la leche. Mientras el sándwich se empapa bien con la leche, pica muy fino la cebolla y los ajos.

CONSEJO: si quieres rebajar la potencia de la cebolla y los ajos, blanquea estos últimos antes de picarlos y pocha la cebolla después de cortarla.

albondigas_de_merluza_con_salsa_de_vino_blanco_paso02

Otro paso la mar de fácil… ¿Ves? No tienes excusa para no probar esta receta.

Paso 3 – Preparar la mezcla y dar forma a las albóndigas

Ya casi lo tienes. Ahora solo tienes que mezclar en un bol la merluza desmigada, la cebolla y los ajos picados, las rebanadas de sándwich y el huevo. Puedes mezclar con un tenedor o con las manos, como más rabia te dé. Cuando obtengas una masa compacta, empieza dar forma a las albóndigas con mucho mimo y amor. Esto también lo puedes hacer con las manos o ayudándote con dos cucharas. Pasa las albóndigas por harina y reserva.

CONSEJOS:

  1. Si te humedeces un poco las manos (solo humedecerlas, que no chorreen), la forma de las albóndigas te saldrán mucho más compacta.
  2. A falta de sándwich, el pan rallado también funciona a las mil maravillas.
albondigas_de_merluza_con_salsa_de_vino_blanco_paso03

Puedes hacer las albóndigas más o menos grandes, según el humor que tengas…

Paso 4 – Freír las albóndigas de merluza

En una olla, con abundante aceite, fríe las albóndigas por todos los lados y reserva en papel de cocina para absorber el sobrante de aceite.

albondigas_de_merluza_con_salsa_de_vino_blanco_paso04

Puedes freír con AOVE o con aceite de semillas si no quieres un sabor tan potente.

Paso 5 – Preparar la salsa de vino blanco

Este paso es muy parecido a hacer una bechamel: pica fino una cebolla, póchala en una sartén con 3 cucharas soperas de aceite, añade dos cucharas soperas de harina (o una y media si quieres una salsa menos densa), remueve bien para que no se formen grumos, añade un vaso de vino blanco y las especias y remueve hasta que espese.

albondigas_de_merluza_con_salsa_de_vino_blanco_paso05

Esta salsa de vino blanco va perfecta para pescados, mariscos y carnes blancas.

Paso 6 – Bañar las albóndigas en la salsa

Una vez que la salsa haya espesado, incorpora las albóndigas, remueve para que se empapen bien de la salsa y ya lo tienes, a la mesa a disfrutar…

albondigas_de_merluza_con_salsa_de_vino_blanco_paso06

Salivando otra vez viendo la foto…

EMPLATADO

Para disfrutar de estas  albóndigas de merluza con salsa de vino blanco solo necesitas un tenedor. Aunque será muy difícil que resistas no mojar pan en la salsa. También puedes acompañarlas con patatas fritas, verduras a la plancha o arroz blanco. Estas dos últimas opciones son, sin duda, las más sanas… 😉

albondigas_de_merluza_con_salsa_de_vino_blanco_emplatado

Nosotros, como somos muy sanotes, nos decimos por el arroz blanco…

Y como acompañamiento visual de este plato, hoy te recomendamos El año más violento (A most violent year, 2015), otro cuento, no tan violento como presagia su título, del lado oscuro del sueño americano; o tal vez no sea su lado oscuro, sino su verdadera cara.

a-most-violent-year-2015-images

Aquí los dos protagonistas muy a la moda de los 80’…

¿Aún no tienes claro si es tu tipo de película? Aquí abajo un tráiler para que te decidas…

Si ves la película y no te gusta, nosotros no nos responsabilizamos de nada. Pero si haces la receta y te super encanta o la odias con toda tu alma, puedes descargar tu alegría/ira en la sección de comentarios o en la siguiente encuesta:

Valora tu experiencia con esta receta de albóndigas de merluza con salsa de vino blanco.

View Results

Cargando ... Cargando ...

¡Buen provecho!

¿Te gusta? ¡Compártelo!